Mayo es el mes de la Feria del Libro de Madrid y si hay una disciplina cuestionada y bien cubierta por las sucesivas novedades literarias es el arte contemporáneo. Nos movemos entre la incomprensión y la fascinación, el seguidismo pastoral y la crítica furibunda.  Hemos seleccionado 8 libros de arte contemporáneo que nos ayudarán, si ello aún es posible –twitter y la filosofía powerpoint  ha hecho mucho daño- a entender su sentido y espíritu.

1.- William Gompertz, ¿Qué estás mirando? 150 años de arte moderno en un abrir y cerrar de ojos, Taurus, 2013, 480 pp., 22 euros.

Libro  ameno dónde los haya, accesible, y excelente para iniciarse en esta disciplina. Simplificaciones ante el dogma conceptual. Y a veces lo consigue sin que se venga abajo el edificio intelectual y riguroso.  Humor anglosajón e ironía poco corrosiva para pasar un buen rato. Útil para aquellos que se acercan novicios al arte contemporáneo y quieren oler cerquita a que huele el arte.

mirando

2.- Angela Vetesse, El arte contemporáneo. Entre el negocio y el lenguaje, Rialp, 2014, 224 pp., 17 euros.

Breve ensayo a medio camino entre la divulgación y la denuncia. Crítica acerada en el que se recogen todos las incoherencias y ambigüedades del arte contemporáneo. Negocio y más negocio, impostura al modo de Adelina Lesper. A pesar de todo hay una esperanza y se llama inocencia. Constantemente se emiten preguntas esenciales pero no aporta soluciones, a veces adolece de un tono como de muy brocha gorda a pesar de su evidente narrativa profesoral.

ac

3.- Michael Findlay, El valor del arte. Dinero, poder, belleza, Polígrafa, 2013, 248 pp., 24’50 euros.

Director de Acquavella Galleries en Nueva York y director Internacional de Arte y miembro del consejo de administración de la casa de subastas Christie’s, este marchante revela el mecanismo socioeconómico del comercio, la sociedad y la belleza. Nos informa perfectamente  sobre el funcionamiento de los mercados del arte y las fórmulas especulativas  los diferentes agentes del sector utilizan para sacar beneficio propio.

 

4.- Fernando Castro, Mierda y catástrofe. Síndromes culturales del arte contemporáneo, Fórcola, 2014, 307 pp., 19’50 euros.

Libro telúrico. Un desahogo pero bien fundamentado y como poco, verosímil. Bien documentado y clarividente que le permite utilizar una voz descriptiva impertinente que no hace prisioneros pues cuestiona la banalidad, la tontería y el meapilismo que tanto abunda en estos territorios. Un grito por no ser devorados y colonizados por ese alien que se llama adoctrinamiento acrítico.

 

5.- Alberto García Alix y Jenaro Talens, Lo que los ojos tienen que decir, Cátedra, 2014, 144 páginas, 18,50 euros.

La idea motriz de este libro fue desde un principio reflexionar a través del diálogo entre la pa­labra y la imagen, sobre los lí­mites y las contradiccio­nes que acompañan al autorretrato o a su equiva­lente en la escritura poética, la auto­biografía. Dos artistas contemporá­neos, cada uno aprendiz perpe­tuo de su propio oficio, inter­cam­bian experiencias de desconcierto, quizá con la secreta espe­ranza de encontrarle un sentido a un mundo que nunca lo tuvo; que cuando sienten miedo emborronan cuartillas o disparan la cámara para intentar enten­der qué sucede y por qué. A veces uno descubre sus demonios en lo que hace o dice el otro; a veces, ni siquiera eso. El diálogo, sin embargo, deja abierta la puerta para seguir adelante. Excelente.

alix

6.- Joan Fontcuberta, Imago, Ergo Sum, La Fábrica, 190 páginas, 45 euros.

IMAGO, ERGO SUM, es un maravilloso catálogo que revisa la trayectoria artística del fotógrafo barcelonés Joan Fontcuberta y que ha sido elaborado en colaboración con la Comunidad de Madrid. Está concebido como una extensión artística de la exposición que sobre el autor se podrá visitar del 15 de diciembre al el 27 de marzo de 2016 en la Sala Canal de Isabel II de la Comunidad de Madrid, el Museo Nacional de Antropología y el Museo Nacional de Ciencias Naturales-CSIC. La publicación consta de ocho secciones realizadas entre 1982 y 2014: Herbarium, Fauna, Sputnik, Securitas, Pin Zhuang, Milagros, Deconstructing Osama y Trepat, en las que se recoge información sobre cada una de las series desarrolladas por el artista. E incluye un texto del propio artista, dos ensayos de Sema D’Acosta y Josep Ramoneda y una entrevista a cargo de Emmanuelle Waeckerle y Richard Sawdon-Smith.

fontcuberta

7.- Lucy Johnston, Digital Handmade,  Thames and Hudson, 600 páginas, 40 euros.

Obsesionada por lo artesano y lo digital, la periodista y curadora Lucy Johnston ha dedicado 18 meses de su vida a recorrer el mundo entrevistando a más de 400 artistas que combinan ambos elementos.  Esta publicación de cerca de 300 páginas nos presenta a 80 artistas artesanos-digitales que demuestran cómo una equilibrada combinación de ambos elementos puede aportar resultados impensables utilizando sólo una de las técnicas: “El mundo digital no está reemplazando a los humanos, es la mejora de lo que los humanos pueden hacer”, explica Johnston.

digital-handmade-cover

8.- Sarah Thornton, Siete días en el mundo del arte, Edhasa, 174 páginas, 20 euros.

Una especie de visión viajera verniana que despejan las grandes mentiras que sostienen ese mundo, sus exageraciones, sus ficciones. Thornton recorre siete lugares clave de la escena: una subasta en Sotheby´s, la bienal de Venecia, el estudio del artista Takashi Murakami, la redacción de la revista neoyorquina Artforum, una clínica artística en el California Institute of the Arts, la feria Art Basel en Suiza y el afamado premio Turner. La socióloga realizó más de 250 entrevistas para recabar el material que expone de forma desenfadada y desacralizadora llegando a una conclusión: entre la paja aparece el grano, aunque a veces cueste encontrarlo.

thornton