El diseñador estadounidense transforma muebles antiguos en obras de arte.

El artista estadounidense Ted Lott decidió ir más allá y con enorme creatividad transformó sus viejos muebles en creaciones sorprendentes llenas de talento y originalidad.

Lott  ha construido, a base de madera, casas y refugios en miniatura encima de muebles, sillas y taburetes reciclados. Su obra explota el arte de la carpintería y se puede apreciar cómo juega con cada elemento obteniendo como resultado piezas que logran captar la atención. De esta forma, el artista mezcla las antiguas formas de los muebles con los volúmenes de la arquitectura actual. Un trabajo minucioso que se convierte en toda una obra de arte.

Lott conceptualiza y redefine los conceptos de diseñador, escultor, productor y artesano combinando todas estas posibilidades en un mismo trabajo sin que pierdan coherencia.

Su obra se encuentra ubicada entre el trabajo escultórico y el artesanal. Sus piezas, muchas de ellas inspiradas en la composición arquitectónica, se apoyan en la utilización del mobiliario en desuso para conseguir nuevas piezas con un nuevo valor funcional.

En palabras de Lott, “básicamente soy un artista, un diseñador y un artesano que tiene mucho interés en los objetos y su  influencia en la experiencia humana. Para mí el diseño es una influencia y no un objetivo”

Su formación comenzó centrada en la escultura, pero a medida que descubría los materiales y las posibilidades de la carpintería, se abrió un nuevo mundo en el que aplicar sus conocimientos del diseño a la escultura. “Veo mi trabajo como una escultura que integra las ideas del diseño aplicadas a la madera”, comenta Ted Lott.

En sus obras de artesanía pretende rendir un homenaje a sus vivencias y hechos que culturalmente le han influenciado desde niño. “Mi estética quiere honrar a los objetos y procesos que forman parte de mi trabajo. La artesanía y la atención al detalle son muy importantes para mí”, comenta Tedd. Recientemente, el artista ha podido trabajar con el bronce y el hierro, dos materiales nuevos y descubrir nuevas facetas de estos compuestos. “Me interesa mucho conocer a gente muy diferente para contrastar ideas y poner en común proyectos nuevos. Los grandes productos surgen cuando chocan frontalmente ideas diferentes”, dice.

Todos estos conceptos son consecuencia de diferentes estancias en varias universidades del país y de una especial preparación sobre el tema. A ello ha contribuido también el haber tenido un contacto directo con las raíces de su tierra, un Medio Oeste en el que las construcciones de madera de los granjeros tuvieron una presencia muy importante. “La mayoría de ellas supusieron el traspaso de tierras muertas a lugares prósperos para la agricultura. Ahí también están las raíces de mi trabajo”, asegura.

ted lott

ted-lott-furniture-architecture-8