El domingo 23 de abril el madrileño barrio de Malasaña se convertirá en el centro neurálgico del arte urbano en España gracias a ¡Pinta Malasaña!, una jornada festiva en la que 100 artistas intervendrán más de 100 escaparates, fachadas y cierres de comercios, que convertirán el popular barrio madrileño en una auténtica galería de arte al aire libre.

PeKolejo-Pinta-Malasana-2016

Una vez finalizada la Semana del Arte de Madrid, espera esta magnífica y optimista iniciativa. Proyectada a través de un concurso abierto, los organizadores de esta iniciativa (el periódico local Somos Malasaña y la asociación Madrid Street Art Project, además de la colaboración de la Junta Municipal de Distrito Centro, la asociación de vecinos ACIBU y las asociaciones de comerciantes Vive Malasaña y Asociación de Hosteleros Malasaña) han seleccionado un centenar de artistas entre los cientos que enviaron sus propuestas hasta el 27 de febrero a través de la convocatoria oficial. Sus nombres se darán a conocer la segunda quincena de marzo.

En esta segunda edición, se pretende igualar y mejorar la variedad y calidad del evento de 2016, con artistas de primer nivel con trayectoria de calle, pero también ilustradores, diseñadores gráficos y pintores de estudio, cuyo talento consiguió reunir a decenas de miles de personas que acudieron a Malasaña a disfrutar de su trabajo, durante un maratón de creación de arte al aire libre.

Galería de Bolardos, el tesoro artístico oculto en Malasaña

Lo pudimos ver en la edición del año pasado. Sobre los típicos adoquines del barrio se levantan los bolardos que sirven para separar las aceras de los coches. Son uno de los elementos más odiosos del mobiliario urbano porque dificultan el paso y pueden provocar choques e incidentes. Sin embargo, en Malasaña los bolardos son obras de arte. Elaboradas por artistas urbanos son pequeñas esculturas policromadas con muy diferentes motivos. Los bolardos se intervinieron -con permiso municipal- durante ¡Pinta Malasaña! 2016, durante una jornada que abarrotó de público las calles de Malasaña y que sirvió de paso para dar un colorido especial a una pequeña calle de Madrid. Los bolardos se convirtieron en lápices, cigarrillos, faros o personas se mezclaron con otros de denuncia social y algunos más abstractos, conceptuales pero de tremenda fuerza. Todos pintados por parte de los artistas que poco antes habían estado interviniendo los cierres de Malasaña y que adaptaron sus propuestas a estos pequeños formatos. Esta propuesta formaba parte de la sección oficial de ¡Pinta Malasaña! y, como tal, se repartió un premio entre los trabajos más destacados. El ganador fue Alejandro Ontiveros, cuya propuesta-performance de círculos concéntricos cautivó al jurado del certamen.

Tsug-Pinta-Malasana-2016-768x512

El domingo 23 de abril de 2017 vuelve ¡Pinta Malasaña! a las calles del barrio. Una gran fiesta del arte en el espacio público que repite para reunir las propuestas artísticas más dinámicas de la ciudad después del gran éxito de la edición del año pasado, que contó con 100 artistas y más de 30.000 asistentes. En solo un día se intervendrán un centenar de lugares asociados a los comercios como cierres pero también se aumentará el número de puertas, cristaleras y otros espacios. Un encuentro que dará más color y un carácter, si cabe, único a las calles de un barrio tan vivo y particular como Malasaña.

Además de los espacios consignados a los artistas seleccionados en la convocatoria, habrá también algunos lugares señalados que se podrán pintar de forma abierta por todas las personas espontáneamente interesadas.

¡Pinta Malasaña! se ha convertido por méritos propios en una de las actuaciones artísticas urbanas más interesantes y vitalistas de nuestro país, un ejemplo de reactivación y dinamización de una zona urbana a través del arte y la cultura.