La pintura Femme assise (Mujer sentada) de Pablo Picasso se ha convertido en la obra cubista más cara subastada hasta el momento, al alcanzar en Londres los 56,2 millones de euros. La casa Sotheby’s ha informado de que este cuadro del pintor malagueño es, además, la pieza de arte más cara que se ha rematado en los últimos cinco años en la capital británica. Se trata del retrato en el que el pintor malagueño pintó el rostro de su compañera Fernanda Oliver.

Mujer sentada, Picasso EFE millennialsart

La obra, que fue subastada por última vez hace 43 años, ha superado las expectativas de la firma londinense, que esperaba venderla por unos 30 millones de euros. Este retrato, en el que Picasso plasmó el rostro de su amante Fernanda Oliver en 1909, partía como la gran estrella en una puja de obras impresionistas y de arte moderno en Sotheby’s.

James Mackie, de Sotheby´s, afirma que adquirir esta pieza, una de las pocas que aún no están en museos oficiales, es una oportunidad única e irrepetible. La importancia de esta creación, que se ha expuesto en el MoMa en Nueva York y en la Tate Gallery de Londres radica en que se erige como una de las obras clave que iniciaron el cubismo y que derivó a su vez en el constructivismo y el futurismo, origen del arte abstracto, según Mackie.

El óleo sobre lienzo, con influencia clara de una de sus obras más conocidas (Las señoritas de Avignon, 1907), es, para el experto, un reflejo del viaje que experimentó el malagueño y que terminó por originar uno de los movimientos pictóricos más importantes. “Les femmes d’Alger (versión ‘O’), de Picasso, se convirtió en la primavera del 2015 en la pintura más cara jamás vendida en una subasta. Christie’s de Nueva York recaudó 160 millones de euros por ella.

Además, Sotheby’s sacó a subasta un retrato de Jeanne Hébuterne, la musa de Amadeo Modigliani, cuyo precio ha alcanzado los 50 millones de euros. También salieron a puja una litografía de El grito de Edvard Munch de 1895, que se ha vendió por 2,2 millones de euros, y la obra Nature morte aux pommes de Paul Gauguin, que fue adquirida por 4,3 millones de euros.