Ferias de arte contemporáneo: la combinación perfecta entre arte, dinero y moda, o cómo la peor forma de contemplar el arte se ha convertido en el mejor ejemplo para verlo.

Una de las cuatro grandes ferias internacionales, Art Basel Miami Beach, filial de Art Basel, en Estados Únidos, está a punto de iniciar su decimoquinta edición, constituyéndose como uno de los eventos estrella de la temporada de invierno en el mercado del arte. Art Basel Miami se caracteriza por su constante ebullición artística y el peso progresivo de los coleccionistas latinos.

Para muchos, las ferias de arte han superado a las subastas como los principales eventos para la élite de los coleccionistas del mercado. La industria del arte se dará cita en una serie de eventos en los que se mezclan el arte, el negocio, la moda, y las relaciones sociales. Las obras ofrecidas por los galeristas en las principales ferias internacionales  igualan en nivel a las que ofrecen las casas de subastas durante toda la temporada de ventas. Muchos creen que el siglo XXI puede ser considerado como la época dorada de las ferias de arte, incluso si tenemos en cuenta por las dos grandes crisis económicas que ha transitado. Quizá porque los coleccionistas adoran las ferias por la excitación y practicidad que transmiten, por lo comprimidas temporalmente que se encuentran y porque son o pueden llegar a ser realmente divertidas, a pesar de que todo ese barullo que generan no suponga una característica positiva a la hora de contemplar pausadamente una obra de arte. Las ferias han supuesto un enorme cambio cultural en los modos de comprar arte, ofreciendo a los compradores la posibilidad de adquirir sus piezas como si estuvieran dentro de un centro comercial, abandonando por un momento el sosiego y la introspección que parece inherente a la galería de arte, y en donde la imitación del comportamiento de la multitud tiende a condicionar el propio. Incluso ni siquiera las piezas están bien ordenadas ni dispuestas por un determinado criterio estético. A pesar del coste en tiempo y dinero que supone para los galeristas y marchantes, nadie quiere perderse un evento de estas características; no estar presente para una galería puede suponer una pérdida de imagen evidente para el resto de los agentes que componen este mundo. Galerías y marchantes de arte alquilan espacios en los recintos feriales para promocionar a sus artistas a clientes potenciales, hacer contactos y cerrar ventas. Las instituciones culturales ofrecen un programa especial paralelo para aprovechar el tirón del turismo cultural.

A continuación mostramos la selección de las más importantes ferias de arte internacionales y que, como toda relación subjetiva, advertimos que a más de uno no dejará satisfecho. A pesar de todo, son los propios factores que las caracterizan, como el número de galerías, visitantes, cifras de ventas, reputación, influencia y presencia en los medios de comunicación, las que jerarquizan su propio estatus.

 

El grand slam

Art Basel (Basilea, Suiza) es la feria de arte moderno y contemporáneo con mayor prestigio e influencia en el mercado del arte. Con cerca de 100.000 visitantes recibidos y más de 300 galerías de 38 países distintos, donde se dieron cabida a cerca de 2.700 artistas en su edición de 2015. Se celebra a mediados del mes de junio.

art-basel

Art Basel Miami (Miami, USA) es la filial de Art Basel en Estados Únidos, donde mejor se pone de manifiesto una evidente y muy visible combinación de arte, moda, dinero y presencia mediática de celebridades del mundo del espectáculo y del deporte que se pasean entre las galerías acaparando la mayoría del interés. Fue creada para facilitar el acceso de un tremendo potencial del mercado del arte al continente americano que aún no habían captado las demás ferias. Se celebra a principios del mes de diciembre.

art-basel-miami-beach

TEFAF (Maastricht, Holanda) es la feria de arte y antigüedades líder en su sector y con un perfil distinto al del resto de ferias tradicionales, ya que el arte contemporáneo se incluyo en su catálogo desde hace relativamente poco. Marchantes y anticuarios son los protagonistas. Y las obras abarcan todos los periodos históricos del arte, desde la antigüedad a nuestros días. Para muchos es la más exclusiva de las ferias. La feria atrae a unos 85.000 visitantes al año, todos de elevadísimo poder adquisitivo. Recientemente se ha franquiciado a la ciudad de Nueva York, con un buen éxito de asistencia y de operaciones culminadas. Se celebra en el mes de marzo.

tefaf

Frieze Art Fair (Londres) es una feria de arte contemporáneo y emergente en la que se combinan las actividades culturales con la comercialización de arte. Su evolución está en una continua expansión, incluyendo una versión en Nueva York. Se celebra en octubre. Fue fundada por los propietarios de la revista Frieze. Más de 500 galerías expusieron sus obras en la última edición.

 

frieze

Junto a estas cuatro podríamos destacar Art Basel Hong Kong, con un tirón de ventas tremendo por parte de los coleccionistas asiáticos y la apertura de nuevos museos de arte contemporáneos privados en China. Otra de las filiales de Art Basel. Era cuestión de tiempo su presencia en el mercado asiático. A mediados de mayo. Y The Armory Show (Nueva York), que comenzó como The Gramercy Internactional Fair, la primera feria de arte celebrada en un hotel y que ha crecido hasta acoger a casi 150 galerías de arte contemporáneo y otras 80 de arte moderno, todo ello enmarcado en la Armory Arts Fair Week. Se celebra a principios de marzo.

 

armoryart-basel-hong-kong

Por debajo de estas ferias destacamos un grupo de ferias que algunos críticos y organizadores llaman las grandes damas del arte contemporáneo.

Art Colonia (Alemania) es la feria de arte más antigua del mundo y aunque ha pasado por momentos mejores parece remontar el vuelo por una acertada política de  exhibiciones de arte contemporáneo, moderno y de posguerra. Ha superado ya las 50 ediciones. Se celebra a mediados de abril.

art-cologne

 

ARCO (Madrid, España) es una feria internacional de arte contemporáneo con especial interés por los artistas y coleccionistas españoles y latinoamericanos. Se trata de una de las ferias con más presencia de visitantes en el mundo, cerca de 200.000 en su última edición. Finales de febrero. Prácticamente todo el mercado español de arte contemporáneo gira en torno a la feria.

arco

FIAC París es otra de las ferias internacionales de arte contemporáneo y moderno que se aprovecha del entorno perfecto que es París y el Grand Palais, a pesar de que no se encuentra en su mejor época. Casi 100.000 visitantes no fallan a su cita anual.

fiac

Arte Fiera (Bolonia) es la muestra de arte contemporáneo más potente de Italia y un evento cultural que trasciende a toda Italia. Unos 50.000 visitantes recorren sus salas. Se celebra a finales de enero.

art-bolonia

Art Chicago está reconocida como una de las tres principales ferias de Arte de Estados Unidos, y a ella asisten las mejores galerías, marchantes, coleccionistas y visitantes de todas partes del mundo.

art-chicago

 

Y en un tercer escalón podríamos incorporar, sin olvidarnos de la importancia de las bienales – filosofías diferentes – de Venecia y Sao Paulo, a ferias como Art Forum Berlín, una de las más emergentes e interesantes, en cuanto a concepto y novedades, Art Moscow Fair, en el pujante mercado ruso y oriental y la Glasgow International Festival of Visual Art, la tercera feria en importancia del Reino Unido y con la aportación de grandes talentos en ciernes y con algunas aportaciones radicales.

art-forum-berlinchicago-artart-moscow

 

 

 

.

.

 

 

 

 

.