El premio Turner está considerado como el premio más importante de arte contemporáneo del mundo. Premia desde 1984 a un artista menor de 50 años afincado en el Reino Unido.

La pintora y escultora inglesa Helen Marten, de 32 años, ha recibido el prestigioso premio Turner de arte contemporáneo, dotado con 25.000 libras, en reconocimiento a su experimentación con nuevos materiales y objetos cotidianos. Marten, nacida en Macclesfield (Inglaterra), fue seleccionada como finalista por sus proyectos Lunar Nibs, incluido en la 56 edición de la Bienal de Venecia, y la instalación Eucalyptus Let Us In, estrenada Nueva York. La escultora se formó en algunos de los centros más prestigiosos del Reino Unido, incluida la Ruskin School of Drawing and Fine Art, perteneciente a la Universidad de Oxford, y la escuela de arte londinense Central Saint Martins.

helenmartenturnerprize-2016

El jurado, presidido por el nuevo director de la Tate Britain, Alex Farquharson, ha destacado” los puzzles visuales poéticos de esta joven escultora que emplea en su obra materiales como bastoncillos de algodón, monedas, suelas de zapatos, limas, mármoles, huevos o tiza de billar. Marten nos anima a mirar muy de cerca los artículos que ella hace y los materiales que utiliza, y volver a examinar las imágenes y los objetos que nos rodean en el mundo moderno”.

En una ceremonia en la galería Tate Britain de Londres, el jurado ha alabado las “cualidades poéticas y enigmáticas” de una obra que invita al público a “considerar elementos familiares como si se observaran por vez primera”. El escritor anglo nigeriano Ben Okri, fue el encargado de dar a conocer este año la ganadora.

El Turner, cuyo objetivo es “promover el debate público” en torno a la expresión artística, premia desde 1984 a un artista menor de 50 años afincado en el Reino Unido por un proyecto presentado durante los doce meses previos. El Turner es el segundo premio relevante que gana en menos de un mes la inglesa, que en noviembre se proclamó la primera ganadora del Hepworth Prize, que le reportó 30.000 libras, una recompensa que decidió repartir entre los otros cuatro nominados.

Entre los ganadores del Premio Turner figuran Damien Hirst, Anish Kapoor, Philip Collins, Tomma Abts o Laure Prouvost. El premio ha generado a menudo controversia por la preselección de piezas no convencionales de arte y ha sido satirizado frecuentemente en la prensa sensacionalista británica. Fue creado por un grupo conocido como Los Patrones del Arte Nuevo (The Patrons of New Art), cuya misión, que se mantiene en la actualidad, era la de alentar un mayor interés por el arte contemporáneo. La Tate introdujo el premio Turner en 1984 y está plagado de satirizaciones en los titulares de la prensa británica, especialmente la más sensacionalista, lo que ha hecho que este premio haya pasado a formar parte de la vida de los británicos, quienes discuten sobre los candidatos, apuestan por el ganador y toman partido. Se ha convertido en un evento nacional admirado y parodiado a partes iguales, algo a lo que ha contribuido, seguramente, sus peculiares retrasmisiones televisivas de la ceremonia de premiación. El premio Turner suele premiar a artistas que están en el vértice entre el artista emergente con un nombre ya conocido y el artista a punto de ser considerado ya una estrella. No se trata de un premio destinado al reconocimiento de una trayectoria profesional. Suele decirse que una nominación al premio Turner incrementa en un tercio los precios de la obra de un artista y una victoria los puede llegar a triplicar.

premio-turner-2016-obra-de-helen-marten

En cuanto al jurado, que cambia cada año, estuvo integrado por el director del Bonner Kunstverein de Bonn (Alemania), el conservador Tamsin Dillon, la directora del Stedelijk Museum, (Amsterdam), Beatrix Ruf, y el director del Hepworth Wakefield (Inglaterra), Simon Wallis.