Con el objetivo de revitalizar la zona este de Reykjavik y crear una mejor conexión con el centro de la ciudad, el Auditorio y Centro de Congresos Harpa surge en la frontera entre la tierra y el mar.
Ganador del Premio Mies van der Rohe 2013, mereció por parte de Wiel Arets, presidente del jurado, el siguiente comentario: “…Harpa ha capturado el mito de una nación – Islandia – que ha actuado conscientemente en favor de una construcción híbrida-cultural en el medio de la actual Gran Recesión. Su fachada icónica y transparente de “cuasi ladrillo” aparece como un juego cambiante de luz coloreada, promoviendo un diálogo entre la ciudad de Reykjavik y la vida interior del edificio. Al dar una identidad a una sociedad largamente conocida por sus sagas, a través de una colaboración interdisciplinaria entre Henning Larsen Architects y el artista Olafur Eliasson, este proyecto es un mensaje importante para el mundo y para el pueblo islandés, cumpliendo un sueño largamente esperado

Harpa es un proyecto en el que se aúnan arquitectura y arte, dando como resultado un edificio único, resumiendo la estrecha colaboración entre el artista Olafur Eliasson y Henning Larsen Architects.

La naturaleza es la principal fuente de inspiración de Henning Larsen Architects para el diseño del edificio. Así, cuatro salas se sitúan una al lado de otra, en volúmenes cerrados cuyas formas recuerdan las montañas volcánicas del entorno.

Visto desde el vestíbulo, los pasillos conducen a un macizo central con la sala de conciertos principal, rojo brillante , en su centro. Este macizo interior contrasta con las fachadas expresivas y abierta, generando un diálogo que define el espacio público de Harpa que continúa en la plaza frente al edificio. Los alrededores están incorporados a la concepción arquitectónica. Como Harpa comienza mucho antes de que los visitantes pasen el vestíbulo, las actividades de esta institución cultural se combinan con la vida de la ciudad.