El valenciano José Alfonso Morera, el pintor, ilustrador, portadista de éxito, videoartista y actor aficionado que se dio a conocer como El Hortelano durante la Movida, ha muerto a los 62 años. Junto a sus amigos Ceesepe, Guillermo Pérez Villalta y Alberto García Alix fueron claves a la hora de crear la estética en una época clave y controvertida a partes iguales en la cultura popular de este país. Aunque el Hortelano les precedió a todos y posteriormente supo reinventarse y sobrevivir a la propia Movida.

Morera, desde muy joven ya se encontraba vinculado con los círculos contraculturales de la generación anterior. Recién llegado a Madrid toma contacto con con García Alix y con Ceesepe, que vendían cómics contraculturales. Se influenciaron mutuamente y de ese contacto aparecen  los carteles figurativos, hecha de tribus urbanas que bailaban en escenarios urbanos, visualmente entre el punk y la decadencia del dandi trasnochado.

Estamos en las épocas de despegue. Con Ouka Leele ya en el staff creativo (posteriormente sería su mujer) dibujaban en las revistas más cool de la época que no eran pocas. Para El Hortelano, la serie Europa Requiem (1977), fue la consagración. Fue uno de los pocos que no consumía ni estupefacientes ni alcohol por lo que sus momentos de gran lucidez le venían por otros circuitos diferentes al del resto de sus compañeros de generación. Fue lo suficientemente inteligente para reciclarse y dedicarse con cierto éxito a las artes aplicadas y a los nuevos medios de expresión audiovisual.

La retrospectiva del Conde Duque del 2001 sirvió para poner en contacto su obra con los antiguos admiradores y las nuevas generaciones. El artista fue galardonado con la  Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

“Siempre estuve dispuesto a vivir a pan y agua con tal de ser artista” solía afirmar a quien quisiera escucharle, este artista que siempre intentó llevar a su obra la versión más poética de la realidad con unas grandes dosis de surrealismo y brotes comedidos de ciertas obsesiones, mezcla de una mente peculiar, exhibicionista y algo compulsiva.

En una entrevista concedida en 2008, El Hortelano reconocía estar muy influido por el arte clásico además de los grandes maestros del barroco español y el expresionismo de Van Gogh. “Pienso que el arte es muy importante en la vida de la gente”, decía. “Cuando hago arte intento influir en la gente. Siempre lo he dicho, que lo que busco es hacer más feliz a la gente”.

hortelano-europa-requiem