“Soy de la opinión que el curador es tan trascendental como el editor de un periódico, pues ayuda a enmarcar y a darle sentido a las obras de arte. Considero que el público gana mucho más cuando se le presentan las obras de arte con un hilo conductor que puede generar diálogos, dudas o reflexiones”.

 Diego Casillas, Millennilasart.com: Isabela ¿qué puede aportar su labor en la nueva edición de JustMad8?

Isabela Villanueva: Asesoro a Just Mad en la selección de Galerías y la elección de artistas que éstos espacios presentarán.

Usted es especialista en arte contemporáneo latinoamericano, háblenos, por favor, del interés que está despertando en el mercado del arte este continente. En su opinión ¿cuál es en realidad el estado actual del arte en Latinoamerica?

Afortunadamente en las últimas décadas gracias al trabajo de un grupo de académicos y comisarios se ha logrado insertar el trabajo de ciertos artistas trascendentales de la región dentro del canon de la historia del arte universal; aún hay mucho camino por recorrer pero hoy en día Museos como el Reina Sofía, el MoMa o el Tate exhiben artistas como Joaquín Torres García, Lygia Clarke, Jesús Soto o Carmen Herrera en sus salas. Y no son solo los artistas históricos quienes han despertado el interés de comisarios, instituciones o coleccionistas; hoy en día artistas contemporáneos como Tania Bruguera, Abraham Cruzvillegas, Regina Galindo o Carlos Motta exhiben y elaboran proyectos alrededor del mundo porque trabajan con temáticas globales que se pueden comprender y con las cuales el público se identifica en cualquier rincón del mundo. Se está trabajando entonces en dar a conocer y que se genere una mayor apreciación de obras de arte que se desarrollan fuera de los ejes centrales del mundo del arte pero cuya investigación o temática son universales, y que complementan o dialogan con trabajos de artistas europeos o estadounidenses que sí pertenecen a la narrativa reconocida de la  historia del arte.

Ahora con respecto al estado actual del arte en Latino América, debo decir que es complejo porque viviendo en un mundo global no todos los artistas viven en su país de origen, ni referencian en sus trabajos a temas locales pero eso para mí lo hace aún más interesante. Pero sin duda existe una gran riqueza de artistas que están continuamente creando obras cada vez más complejas e interesantes, así mismo hay cada vez más residencias, instituciones y becas que apoyan a jóvenes creadores y también hay muchas galerías comerciales que dan una plataforma de presentación y que cada día participan en más ferias internacionales y dan a conocer cada vez más el trabajo de los artistas que representan al resto del mundo.

Isabela, usted ha sido recientemente la responsable curatorial de la Sección Focus Latin America en la feria Art Toronto 2016. ¿Quedó satisfecha con los resultados?

Tuve el gusto de trabajar con Art Toronto el año pasado y de poder invitar a un grupo de artistas de Latinoamérica a crear proyectos especialmente para la feria o de presentar trabajos recientes que reflexionaban sobre la temática propuesta. Yo personalmente creo que es crucial que las exhibiciones manejen una temática que resuenen e interesen al público local, por eso decidí que el hilo conductor de los proyectos de Art Toronto 2016 debía ser el tema de las urbes mutantes  pues   Toronto en estos momentos está pasando por un boom de construcción y la ciudad cambia cada año dramáticamente. Invité entonces a un grupo de siete artistas de Latinoamérica que reflexionan en sus trabajos sobre los espacios urbanos y cómo éstos nos afectan social y políticamente;  se presentaron entonces trabajos de Carlos Garaicoa, Vivian Caccuri, Ishmael Randall Weeks y             Mario Navarro, así mismo el Buró de Intervenciones Públicas, Federico Ovalles- Ars y Luciana Lamothe viajaron a Canadá y crearon in situ unas obras nuevas que reflexionaban sobre el tema.

También ayudé en la selección de galerías y la escogencia de artistas que se presentaron en la sección de Focus: Latinoamérica. Para mí era importante que no sólo se presentaran maestros o artistas reconocidos internacionalmente sino también poder brindarle una plataforma a artistas más jóvenes o emergentes, por eso también me alegró no solo contar con galerías con trayectorias establecidas sino también con espacios nuevos que no tienen tanto tiempo funcionando

A su juicio ¿cuáles son las ferias de artistas emergentes más interesantes en el mundo?

Personalmente soy admiradora de Liste en Basilea, así como Nada en Nueva York y Miami, en México está Material y Colombia está Odeón ambas son bien interesantes. También me gusta muchísimo el trabajo que hace Loop en Barcelona (que no es necesariamente de arte emergente, pero siempre se  descubren unos artistas muy interesantes allí), y por supuesto no puedo dejar de     mencionar a JustMad.

En nuestro medio escribimos recientemente un artículo con el siguiente título: Curadores, ¿necesarios o un capricho de la modernidad? Le hacemos también esa pregunta a usted Isabela.

Soy de la opinión que el curador es tan trascendental como el editor de un periódico, pues ayuda a enmarcar y a darle sentido a las obras de arte. Considero que el público gana mucho más cuando se le presentan las obras de arte con un hilo conductor que puede generar nuevos diálogos, dudas o reflexiones.

En su opinión de qué adolecen las ferias que se llevan a cabo, ¿no son demasiado uniformes y parecidas las unas de las otras?

Escuche hace poco al gran artista Luis Camnitzer comentar que las ferias de arte han tomado hoy en día el rol que hasta hace poco cumplían las bienales, y considero que puede tener razón hasta cierto punto pues hoy en día el lado comercial del mundo del arte maneja muchos más fondos y tiene más posibilidades que las instituciones sin fines de lucro. Creo que las ferias hoy en día brindan una gran oportunidad al público de ver obras de arte que usualmente luego suelen irse a colecciones privadas y que luego será difícil volver a ver en persona, entiendo que definitivamente las ferias pueden fatigar o aturdir por ser espacios tan grandes que presentan infinidad de trabajos – y más aún se sobresatura o cansa al público cuando se ven múltiples obras de un mismo        artistas en distintos stands. Quizás es por eso que prefiero las ferias donde se ha hecho un esfuerzo mayor en la selección de trabajos y de galerías, donde se nota que hubo una depuración. Personalmente considero que lo más interesante en las ferias suelen ser las secciones comisariadas, pues es donde se presentan nuevas propuestas, o piezas históricas que nunca había logrado ver en persona; por ejemplo me viene en mente algo que vi el año pasado en Frieze Nueva York: en             la sección de proyectos se remontó la instalación que hizo en 1994 Maurizio Cattelan en la Galería Daniel Newburg y que constaba de un espacio vacío con    un burro y un candelabro – yo solamente conocía esta pieza por imágenes y tuve la oportunidad de verla en persona gracias a que se remontó en la feria. Entonces si definitivamente las ferias dan hoy en día una plataforma de visibilidad y un mayor acceso a ciertos trabajos.

Qué no debemos perdernos en JustMad8? ¿Qué artistas debemos seguir con especial atención?

Aún estamos trabajando con las Galerías en la selección final de artistas, pero estoy segura que será una muestra bien interesante. La mayoría de las Galerías participantes son del interior del país, he notado en las propuestas que hay un gran enfoque en la pintura y por eso estaremos presentando mucha obra pictórica.

Por último, qué opina del arte contemporáneo español, Isabela.

Creo que España es un eje importante hoy en día; no sólo tienen unas instituciones y unos museos con programaciones maravillosas, sino que además hay una gran cantidad de artistas españoles produciendo trabajos sumamente relevantes. Cuando trabajé en la 30 Bienal de Sao Paulo tuve el privilegio de trabajar de cerca con el gran Benet Rossell, también con Daniel Steegman          Mangramé que considero un artista sumamente interesante y cuyo trabajo sigo de cerca. Admiro y sigo de cerca el trabajo de varios artistas contemporáneos como Dora Garcia, Ignasi Aballí y Lara Almarcegui entre otros; y me entusiasma trabajar con JustMad este año por la posibilidad de conocer más  jóvenes artistas españoles. También quiero acotar que  hay un grupo de artistas            internacionales basados en España como Carlos Garaicoa, Sandra Gamarra, Patrick Hamilton o Marlon de Azambuja que sin duda nutren el mundo del arte español y aportan y generan nuevos intercambios e ideas.