La fusión de marca y arte, va más allá del concepto de publicidad, se trata de una fusión voluntaria de la integración de un producto en el ecosistema del arte contemporáneo, un camino consciente para definir un valor de imagen y estrategia.  El arte adquiere protagonismo en la comunicación de marca y viceversa.

El idilio entre marcas y arte no  es cosa nueva, Desde el Pop-Art estamos acostumbrados  a la confluencia de arte y consumo. Andy Warhol pintó en 1985 la primera obra para Absotut Art Collection, la colección hoy en día consta de más de 800 piezas, aportadas de artistas como Keith Haring, Damien Hirts, Lousie Bourgeois, Basquiat…

absolut-vodka-andy-warhol

El arte funciona en las paredes de un museo o galería, y también detrás de un escaparate, así como valor publicitario. El Branding Art evoluciona hacia nuevas confluencias.

– Modelos de inspiración

– Experiencias vinculadas a movimientos culturales

– Flexibilidad en los patrones del arte y del consumo

La transferencia del arte al producto es un hecho positivo en la atención del usuario y el consumidor sobre los valores de innovación, un aumento en las expectativas de la experiencia de consumo.

Cuando las marcas hacen funcionar sus comunicaciones bajo la orientación de un género artístico conectado con soportes expresivos más arriesgados puede producirse una transferencia directa del objeto al producto, hecho que repercute positivamente en la atención del usuario y el consumidor sobre los valores innovación. El arte digital, la instalación y la escultura contemporánea proyectan una visión de futuro sobre la marca y, correlativamente, un aumento de expectativas en referencia a nuevos entornos creativos para sus modelos de negocio. Cuatro casos que enmarcan esta tendencia:

El Branding-Art se  en una estrategia que unifica campos distintos creando un soporte multidisciplinar,  que dotando a las marcas de un plus creativo. No  hay una única experiencia. Pintura, instalación, géneros de vanguardia, arte digital, escultura: todos los géneros del arte contemporáneo  está siendo utilizado como una manera de comunicar conceptos procedentes de empresas y marcas.