Entre el 25 de marzo y el 2 de abril los aficionados al coleccionismo encontrarán en ALMONEDA, Feria de Antigüedades, Galerías de Arte y Coleccionismo, un buen lugar para disfrutar de objetos asequibles y capaces de satisfacer la búsqueda de la pieza más curiosa

Las opciones para aquellas personas sensibilizadas por el mundo del coleccionismo no se limitan a las obras de los grandes artistas gráficos o de los escultores de renombre; tampoco abarcan sólo el mobiliario clásico y de vanguardia, sino que pueden contemplar infinidad de piezas y objetos de características muy variadas, pero siempre cargadas de historia y belleza. Instrumentos musicales, juguetes de principios de siglo, máquinas de escribir y de fotos, abanicos, bastones, globos terráqueos, cerraduras, candelabros, lámparas, binoculares, bronces, cajas de música, microscopios, plata, porcelana, cristalería, mantones, encajes, mantillas, alfombras, tapices y relojes, entre otros, conforman una interesante propuesta para todos los visitantes. Estos son algunos ejemplos:

SALVADOR MARTÍNEZ CORADA expone multitud de objetos de coleccionismo para todos los gustos y bolsillos. Desde 1 a 10.000 euros. De entre sus piezas estrella este año, destaca el dibujo original de un cartel de Rafael de Penagos, dibujante y pintor y exponente de ilustración art decó, de la bahía de Santander, que ofrecerá por 10.000 euros. Pero además, propone muchos otros objetos asequibles como postales, botellas, condecoraciones, libros, billetes. CASTELLARNAU propone una amplia oferta de objetos de coleccionismo a buen precio. Artículos de gran calidad como relojes y plata antigua, además de un globo terráqueo del s. XIX y una cómoda militar naval del s. XIX.  Con la idea de atraer a todo tipo de públicos, el stand de CORNETIN DECORA se presenta muy diversificado, con piezas únicas a unos precios muy competitivos. Entre sus piezas, destaca una ventana en madera de roble con herrajes, del siglo XVIII, o dos proyectiles de 70 mm con espoleta de cañón semi-automático de montaña, uno del año 1912 y otro de 1904 fabricadas en Francia. Para coleccionistas y amantes de la joyería antigua, AGURCHO IRURETAGOYENA expone piezas que abarcan desde el s. XVIII hasta los años 60, además de otros objetos decorativos y artes plásticas. Desde 50 euros los interesados podrán adquirir una escultura en forma de hormiga, además de exquisitas joyas como una pulsera realizada en oro amarillo y zafiros, firmada Puig Doria, de 5.000 euros, otra en oro amarillo y brillantes, en forma de nido de abeja, años 50, de 10.000 euros, y unos pendientes realizados en oro, plata y diamantes, de 9.000 euros. Los objetos del espacio de ANTIGUART son variados y de diferentes épocas (del s. XV a los años 30). Entre su amplia oferta destaca un jarrón de principios del s. XX de cristal soplado de tonalidad granate con decoraciones fitomorfas doradas en relieve, montura en bronce dorado de dos asas, base circular con cuatro patas y busto en forma de aries. Asimismo, apuesta por una escultura en alabastro de la Virgen del Pilar, de finales del x. XVIII. Un año más, PALOMA MARTINEZ ORNO vuelve a apostar por objetos de coleccionismo, de porcelana china y europea, objetos de cristal (Murano, Whitefriar) y cloisonnes, bisutería antigua y vintage, cuberterías, además de pintura y artes decorativas, todo ello con un amplio abanico de precios desde los 10 euros en piezas de coleccionismo a los 1.000 euros de una pareja de jarrones orientales o unas bandejas de plata. ARS HISTORICA ARQUEOLOGÍA pretende acercar al público el coleccionismo arqueológico y etnográfico como medio de conservación y disfrute de la Historia, ofertando piezas de las antiguas culturas de Oriente Próximo, Egipto, Grecia, Etruria, Roma, P. Ibérica Prerromana,  Mundo Islámico, China, América Precolombina, además a muy diferentes precios. Entre algunas de sus piezas destaca la figura ´Osiris´, en bronce de Egipto, Baja Época (664-332 a. C), una pequeña olla en terracota policromada en amarrillo con figuras de jaguares, de Perú, Cultura Paracas ca. 400-200 a. C, o una gran estatuilla ´Fat Ladie´, también en terracota policromada, China, Dinastía Tang (618-907 a. C). El espacio de GALERÍA MIQUEL ALZUETA/PALAU DE CASAVELLS acoge, por 200 euros, un cesto de vendimia de principios de s. XX, además de mobiliario sueco del s. XVIII a precios más elevados. Es el caso de un armario de Suecia del s. XVIII, que ponen a la venta por 19.000 euros, entre otros, como una sillería de 8 piezas y un banco sueco. PEMBERLEY ANTIGÜEDADES expone una amplia variedad de objetos como relojes, plata, cristal y una gran selección de cerámicas inglesas, además de una colección de cajas de escritorio y de cubiertos ingleses. En su espacio en la Feria ofrece piezas individuales de cuchillería y cerámicas desde 10 euros, además de otros como un par de columnas inglesas de madera de caoba tallados, de 1880, por 950 euros, y un Samovar inglés con baño de plata, Victoriana del s. XIX, por 465 euros. Para quienes estén buscando mantones de Manila antiguos y mantillas, además de broches vintage y otras joyas, pueden encontrar una buena variedad en CARA Y CRUZ- ANTIGUAS VANIDADES, espacio en el que destaca un magnífico mantón de Manila antiguo, cantonés, bordado en seda a mano en fondo negro, de finales del s. XIX, y otro bordado en color verde olivo sobre fondo crudo, de 1880. Entre las piezas más económicas ofrecen broches desde 10 euros, joyas antiguas entre 100 y 200 euros. Entre las más costosas, una mantón de Manila antiguo con caras de marfil, de 4.900 euros. THEMART asiste a la Feria con una selección de su fondo artístico que reúne cristal, cerámica, mobiliario de diseño y piezas de colección. Entre sus objetos expuestos, destaca un jarrón Art-Nouveau firmado Emile Gallé, de la Escuela de Nancy, en vidrio soplado policromo de varias capas, grabado en camafeo y decoración vegetal, o unas lámparas vintage, diseño Laurel, mid-century USA, que trae como novedad al salón. También es amplio su abanico de precios que oscilan entre los 15 euros de un grabado inglés del s. XIX, al jarrón Emile Gallé de 5.000 euros.

ifema