Ya no hace falta ser millonario para comprar verdaderas obras de arte. Aunque durante mucho tiempo estaba mal visto, hoy día adquirir piezas de reputados artistas por Internet es una práctica cada vez más popular. La experta Katharina Bauckhage ha abierto la plataforma “Artflash”, a través de la que uno puede comprar obras originales a precios asequibles.