Si algunas universidades científicas y económicas norteamericanas son mundialmente reconocidas por su gran número de premios Nobel, la Academia de Bellas Artes de Düsseldorf (Staatliche Kunstakademie) es bien conocida por haber producido muchos artistas famosos y relevantes, como Joseph Beauys, Andreas Gursky, Wolf Vostell, Arnold Bocklin, Günter Grass, Gerhard Richter, entre otros muchos.

Hablamos de una de las escuelas de arte más antiguas de Europa. Fue fundada por Carl Theodor en 1773 y se emplazó inicialmente como escuela de pintura, arquitectura y escultura. Ubicada en un entorno privilegiado, está rodeado por el Museo de Arte, el Palacio de Arte y la colección de arte de Renania-Westfalia con importantes fondos artísticos de la región.

kad_flur_01

En 1819 fue la Real Academia de las provincias del Rin, en el estado de Prusia de Prusia. Hoy en día es una institución pública y la escuela de Artes más prestigiosa de Alemania. La Academia de Düsseldorf es un colegio de arte y de artistas,  con la inequívoca determinación por el mantenimiento y desarrollo de las ciencias relacionadas con el arte.
Su filosofía se centra en que la actividad artística se desarrolle en el sentido inequívoco del arte libre, en busca de la calidad, la diversidad y la internacionalidad de sus proyectos, lo que ha conducido a sus profesores y alumnos ha obtener un gran prestigio y reconocimiento mundial.  Además de la pintura, escultura y artes gráficas, en su programa de estudios se incluye la arquitectura, la escenografía, la fotografía, el cine y el vídeo. Ya en el siglo XIX, (Escuela de Düsseldorf), muchos de los más famosos artistas alemanes eran graduados en Düsseldorf. Desde la posguerra del XX, la Academia de Bellas Artes mantiene una posición igualmente importante para el arte moderno y contemporáneo. Esto se manifiesta en su participación casi continua en Bienales y ferias internacionales, alcanzando absoluto reconocimiento, como en Venecia.

Hoy en día en la Academia de Bellas Artes estudian alumnos de los cinco continentes, tutelados con un profesorado también de todo el mundo. Los artistas de la Academia representan y han representado a los más famosos protagonistas la escena internacional del arte, como Bernd Becher, Christoph Büchel, Maria Buras, Sigfried Cremer, Alfred Eckardt, Ansel feuerbach, Gothard Graubner, Axel Hutte, Paul Klee, Jorg Immendorf, Rita McBride, Albert y Markus Oehlen, Sigmar Polke o Norbert Tadeusz, entre otros. Muchos de ellos fueron estudiantes de la Academia y posteriormente se incorporaron a la nómina de profesores de la institución.

Esta institución tiene en su haber la creación de varias escuelas artísticas que llevan su nombre porque surgieron de sus aulas, como la mundialmente escuela de fotografía, que aportó conceptos extraordinariamente novedosos y relevantes para el desarrollo histórico de la disciplina, y la escuela escultórica y de performance que capitaneó el siempre polémico y genial Joseph Beuys, quien vivió uno de los episodios más fascinantes y recordados de la historia de la escuela cuando fue expulsado, en 1972, de sus aulas por la policía alemana por negarse a no dar clase a un grupo de alumnos que no podía costearse los cursos, así como por los constantes conflictos con la autoridad académica sobre sus ideas y métodos de enseñanza, lo que generó una huelga de estudiantes y protestas generalizadas. Posteriormente y tras un proceso judicial muy seguido en toda la antigua República Federal Alemana, tuvo que ser readmitido en la Kunstakademie con todos los honores, aunque rechazó su cargo como docente.

Detención Beuys Dusseldorf

Detención Beuys Dusseldorf

En la escalera de su principal entrada de acceso están grabadas las palabras: Für unsere Studenten nur das Beste (Para nuestros estudiantes sólo lo mejor).